¿Cómo tributan las propinas?

¿Cómo tributan las propinas?

Por Conrado Moreno Bardisa, Socio Director de Bardisa y Asociados.

 

Cuando pagamos la cuenta en un restaurante o en un casino es muy habitual dejar una propina en agradecimiento del servicio recibido.

A veces las propinas que dejan los clientes son de céntimos y otras pueden llegar hasta los 10 €. Al final del mes el establecimiento podría llegar a cobrar una media de 1.200 €.

Por esta razón, hacienda ha informado que las propinas son consideradas un ingreso, y como tal, deben tratarse bajo un régimen fiscal concreto.

Así, en la Consulta vinculante V3095-17, de 29 de noviembre de 2017 la AEAT indica cuál es el tratamiento fiscal de las propinas analizando desde el punto de vista del empresario y del trabajador.

Como veremos a continuación, las propinas están sujetas a IRPF, IVA y el Impuesto sobre Sociedades.

 

Tratamiento fiscal de las propinas desde el punto de vista del empresario:

La CV 3095-17 resuelve la cuestión planteada sobre el tratamiento fiscal de las propinas en la Tasa fiscal que grava los juegos de suerte, envite o azar.

Las propinas y el Impuesto de Sociedades:

Las cantidades entregadas por los clientes en concepto de propina constituyen un ingreso contable que debe integrarse en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades con independencia de que aquellas se distribuyan con posterioridad entre los trabajadores. (Artículo 11 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades).

Hacienda recuerda que, conforme a lo previsto en el artículo 28 de la Orden de 9 de enero de 1979 por la que se aprueba el Reglamento de Casinos de Juego (BOE de 23 de enero)

El titular del casino podrá acordar la no admisión de propinas por parte de los jugadores. Lo que deberá informar claramente visible en el acceso al casino.

  1. La Comisión Nacional del Juego podrá prohibir temporal o definitivamente la admisión de propinas.
  2. Queda prohibido que cualquier miembro del personal del casino solicite propinas o aceptarlas a título personal.
  3. Las propinas entregadas por los jugadores deberán ser inmediatamente depositadas en las huchas habilitadas para ello y al final de la jornada deberán anotarse en una cuenta especial.
  4. La Sociedad titular del Casino deberá someter a la autorización de la Comisión Nacional del Juego los criterios de distribución del tronco de propinas. El tronco estará constituido por la parte de la masa global de propinas con cargo a la cual habrán de abonarse necesariamente los salarios del personal del Casino, las cuotas de la Seguridad Social y las atenciones y servicios sociales en favor del indicado personal y de los clientes. En la misma forma deberán ser autorizadas las modificaciones de la distribución.
  5. Los Agentes encargados del control del Casino podrán exigir en cualquier momento la exhibición de los contratos de trabajo de los empleados que se remuneren con cargo al tronco de propinas.

¿Las propinas son gastos fiscalmente deducibles?

El gasto contable originado por la remuneración a los empleados con cargo al tronco de propinas, en los términos previstos en el artículo 28 de la Orden de 9 de enero de 1979, será fiscalmente deducible, en la medida en que no se trata de un gasto que no tiene la consideración de fiscalmente no deducible con arreglo a la LIS y siempre que se cumplan las condiciones legalmente establecidas en términos de inscripción contable, imputación con arreglo a devengo y justificación documental.

No obstante, en el caso de que la remuneración de los empleados con cargo al tronco de propinas no se derive del contrato celebrado entre el trabajador y la consultante, dicho gasto tendría la consideración de liberalidad y, en consecuencia, no sería fiscalmente deducible de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 15.e) de la LIS.

Las propinas en el Impuesto de Actividades del Juego y la Tasa Fiscal sobre el juego:

En cuanto al Impuesto sobre Actividades del Juego y la Tasa fiscal sobre el juego, considera la DGT que las propinas no forman parte de la base imponible respectiva en la medida en que dichas cantidades se satisfagan de manera voluntaria en el contexto del juego, siempre que aquellas no impliquen participación alguna en el juego.

¿Cómo tributan las propinas en el IVA?

Hacienda concluye que las propinas que de manera voluntaria y unilateral satisfagan los clientes a los crupieres trabajadores no formarán parte de la base imponible del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Dicha conclusión resulta avalada por los criterios recogidos por el Tribunal de Justicia de las Unión Europea, entre otras, en su sentencia de 3 de marzo de 1994 en el asunto C-16/93 (Tolsma) y en la de 29 de marzo de 2001 en el asunto C-404/99 (Comisión contra República Francesa), especialmente en el apartado 16 de esta última.

¿Cómo afectan las propinas al trabajador?

Las cantidades percibidas por el trabajador por este concepto constituyen rendimientos del trabajo para el empleado que las percibe. Por tanto, estos ingresos están sujetos al IRPF y a su sistema de retenciones a cuenta.

En este sentido, el artículo 17 de la LIRPF dispone:

“se considerarán rendimientos íntegros del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas”.

 

En este post he analizado el régimen fiscal que afecta a las propinas por lo que si eres empresario o trabajador en un establecimiento habituado a recibir las propinas de los clientes, deberás tenerlo muy presente.

No hay comentarios

Publica un comentario